Viaje Express a Mallorca

Publicado el 29 de Abril de 2016

¡¡¡Hellooooo!!!!!

Como sabéis soy fan de las Islas Baleares y me gusta pasar el verano allí. Hace poco estuve en Mallorca corriendo el Maratón, podéis recordarlo en este post – ¡me encantó volver! Llevaba mucho tiempo sin ir así que aproveché para alquilar un coche y disfrutar de la isla.

Empezamos por el Este de Mallorca. Fuimos por la carretera general hasta Campos, un pueblo muy bonito, donde tuvimos la suerte de coincidir con el momento del mercadillo que ponen cada sábado por la mañana, y donde vendían de todo, sobretodo productos regionales, ya sabéis lo que me gusta un mercadillo a mi… Me encantaron los buñuelos típicos de la zona, estaba todo lleno de puestos y tiendas de flores y de plantas ¡Maravilloso!

rosquillas_mallorca_samantha

buenuelos_mallorca_viaje

floristeria_mallorca_samantha

Como era abril hacía fresquito para estar mucho rato en la playa así que paseamos bastante por el mercadillo y por el pueblo. Paramos en una pastelería buenísima, el Pomar, donde había unas tartas de merengue espectaculares y con un pintón, y luego de ahí nos fuimos a Es Trenc, que tiene una playa impresionante y súper bien cuidada. El parking me pareció un poco caro pero siempre pienso que es una buena manera de mantener los sitios cuidados y limpios y esta playa estaba impecable.

pomar_mallorca_samantha

playa_mallorca_samantha

Por la tarde volvimos a Palma para ir al restaurante Patrón Lunares de Javier Bonet. Un sitio muy chulo que está de moda y donde comimos muy bien.

restaurante_mallorca_viaje

De ahí nos fuimos a Deià y a Valldemossa, con una carretera maravillosa, como de película, así que fue una excursión estupenda.

La costa mediterránea española, y sobretodo la mallorquina, es espectacular. Me sorprendió que todo estaba lleno de flores, incluidos los campos donde vimos desde corderos a ovejas y vacas, lo pasamos ¡como enanas! Los pueblos decorados con jardines, naranjos en flor que daban un olor para morirse, los gatos sueltos por las calles (lo que habría disfrutada Chef allí…) y sobre todo que al estar vacío, se respiraba una tranquilidad absoluta, no como en verano que a veces puede ser algo agobiante. Mallorca es una belleza y no estamos acostumbrados a poder disfrutarla así.

mallorca_visita_samantha

gatos_mallorca_chef

campo_mallorca_samantha

Al día siguiente tocó correr el Maratón y vuelta a casa. Tuvimos un tiempo espectacular y la acogida de la gente fue maravillosa.

Me apasiona España, sus ciudades, su turismo, su gastronomía, y volver a Mallorca, donde veraneé de joven, ¡más! Espero que tengáis la oportunidad de visitarla.

Besos,

Samy

1 comentario

  • Lisbeth Borjas

    Siempre he querido ir a Mallorca. Me encanta todo lo que públicas Samantha

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *