Escapada a Madeira

Publicado el 24 de junio de 2019

Estoy súper emocionada con este viaje porque esta isla ha sido todo un descubrimiento!! Me he llevado una sorpresa enorme con la gastronomía, la vegetación, las calles y todo lo que he ido descubriendo por allí. Lo más impresionante son sus alturas, la enorme masa de tierra que sale del mar hacia el cielo, sus desniveles y sus pendientes.

Viajamos con TAP Air Portugal y nos trataron fenomenal en todo momento. Nada más aterrizar en Madeira nos llevaron a nuestro hotel, el Cliff Bay en Funchal, con vistas al mar (muy importante) y súper recomendable. También os recomiendo el Belmond Reid’s Palace, fuimos allí a tomar el afternoon tea y está genial.

Hemos hecho muchísimos planes divertidos, el primero fue un tour por el paraíso natural de Fajã dos PadresBajamos en teleférico, porque es la única forma de acceder a este lugar y nos encontramos una plantación enorme de plataneros, mango, aguacates, maracuyá… No os podéis imaginar qué maravilla!! La vuelta se hace en barco por la costa y las vistas son espectaculares.

Os recomiendo comer en el restaurante Fajã dos Padres y pedir platos típicos de la zona, como pez espada con plátano y mango, lapas, pulpo y de postre tarta de queso con maracuyá!! No os olvidéis de probar el bolo do caco, aquí está buenísimo!! También me gustó mucho Il Gallo D’Oro, un restaurante con 2 estrellas Michelín que es otro concepto totalmente distinto pero que está fenomenal. Para cenar, os recomiendo el Nini Design Center.

Otra parte muy divertida de la ciudad es el Mercado dos Lavradores, un sitio espectacular y lleno de frutas y verduras en el centro de Funchal. Nuestra guía Sophia nos advirtió de que los precios aquí son muy elevados, pero está genial ir a verlo porque es una maravilla. No os podéis perder la fábrica de bordados Bordal y las Bodegas Blandy’s.

Si vais, también tenéis que hacer un jeep tour con Mountain Expedition porque merece muchísimo la pena. Hay diferentes tours, pero nosotros hicimos el de la costa oeste y el área de Fanal, es impresionante todo lo que se ve y los contrastes tan grandes entre mar y montaña. Nuestro guía, David, era genial y nos llevó también a unas piscinas naturales súper bonitas donde comimos, en un restaurante que se llama Aquanatura. El local no es estéticamente espectacular pero se come muy bien.

Es un sitio que da gusto de lo limpio que está, la oficina de turismo Madeira Promotion Bureau es genial y os dan muchísimas facilidades. Además, no hay muchos niños en la isla, por lo que es perfecto para descansar y tener la opción de hacer planes de ocio en plena naturaleza.

Viva Madeira!!

Samy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.